En este momento estás viendo MITOS Y VERDADES DE LA REPRODUCCIÓN CANINA

MITOS Y VERDADES DE LA REPRODUCCIÓN CANINA

Los perros llevan muchos años como animales de compañía de los humanos, solemos pensar que ellos sienten de la misma forma que nosotros. Esta “humanización” de nuestros animales nos ha llevado a desarrollar una cantidad de mitos sobre su sexualidad muchas veces resulta en problemas como perros y perras en situación de calle, explotación reproductiva, tumores y enfermedades de transmisión sexual, etc. La esterilización tanto de los perros y perras de la calle como los de casa es parte de la solución a estas problemáticas, pero se requiere que las personas estén más informadas.

Estos son los principales mitos y verdades de la reproducción canina:

Mito: Las perras menstrúan como las mujeres
Verdad: El sangrado es sólo una parte fisiológica de la etapa del celo.

Mito: El primer celo ocurre a los 6 meses.
Verdad: No todas las perras empiezan su primer celo a los 6 meses. El primer celo puede ocurrir entre los 4 meses al año o año y medio de edad

Mito: Esta montado todo, seguro que les urge una pareja
Verdad: Los perros montan (objetos, personas, otros perros) por el instinto de montar para reproducirse o como dominación, no tiene que ver con la sexualidad, también puede sentir falta de atención.

Mito: Los perros (as) deben tener una camada antes de esterilizarlos
Verdad: No es necesario, pues tener cachorros no es una necesidad que sientan y que estrictamente deban satisfacer en algún momento de su vida.

Mito: Si esterilizo a mi perro/perra interrumpe su ciclo natural de vida o se va a frustrar
Verdad: Los perros no se frustran, ni se deprimen, no tienen los mismos conceptos de sexualidad, roles de género y reproducción que los humanos sólo sienten el instinto de reproducirse y por eso no se van a deprimir si no lo satisfacen. Adicionalmente esterilizar a tu perro o perra reduce el riesgo de que sufran enfermedades de las glándulas mamarias y cáncer en el útero o los ovarios, así como de pene y testículos.

Mito: Esterilizar también tiene efectos secundarios, como que no sean protectores o que engorden.
Verdad: Si bien es cierto que existen reportes que relacionan la esterilización con la incontinencia urinaria, no hay un estudio que compruebe que cause algún otro efecto.

Mito: Se debe dejar a los perros disfrutar de su sexualidad
Verdad: Como lo mencionamos antes para los caninos, la actividad sexual involucra únicamente el proceso de reproducción y la permanencia de su especie, los perros no buscan la cópula por placer, solo por estímulo químico hormonal

Si usted tiene dudas acerca de cómo debe manejar la reproducción de sus amigos caninos, recuerde que siempre es recomendable preguntarle a su veterinario de confianza, de esta forma siempre podrá tomar mejores decisiones para el bienestar de su perro, así como prevenir que existan otros problemas.