En este momento estás viendo CUIDADOS DENTALES PARA NUESTRO PERRO

CUIDADOS DENTALES PARA NUESTRO PERRO

Los humanos no son los únicos que deben cuidar y procurar sus dientes, también. Nuestros caninos deben cuidarse su salud dental, ya que tienen a usar su dientes usarlos no solo para masticar su comida, si no para jugar y explorar. Por ello dientes y boca sana, son parte esencial de la vida de nuestro perro.

Le brindamos algunos consejos para mantener la salud de su perro:

Alimentos Especiales para perro:
Los alimentos secos, en general, ayudan a reducir la acumulación de sarro durante y tras las comidas. Algunos tienen microcristales, minerales especiales que impiden la formación del sarro.

Huesos y galletas especiales:
Actúan mediante una acción abrasiva. Algunos están enriquecidos con flúor, otros poseen enzimas que colaboran en la disolución de la placa.

Juguetes para perro:
Hay muchos huesos sintéticos y juguetes para estimular el “masticado” que están específicamente diseñados para fortalecer las encías y dientes de los perros. Solo asegúrese de darle objetos seguros para que mastique. Los objetos duros pueden dañar los dientes.

Uso de cepillo dental en el perro:
Si se les acostumbra desde pequeños, la mayoría de animales acepta el uso de cepillos de dientes. Existen 
diferentes tipos de cepillos, debe usarse el que resulte más cómodo y el que se adapte mejor al tamaño de la boca de la mascota.Si su perro no está acostumbrado a que le cepillen los dientes, trate de acariciarlo y reconfortarlo para calmarlo. Déjale probar un poco de pasta de dientes y luego masajea suavemente sus dientes para que note cómo es la nueva sensación. Puede que no le guste, pero puede irse acostumbrando con el tiempo. Cepille los dientes con movimientos circulares prestando especial atención a la unión de los dientes con la encía, después cepille verticalmente los dientes para mover hacia el interior de su boca la placa.

Si llegara a detectar alguno de los siguientes problemas en su perro, se recomienda consultar a su Médico Veterinario:

• Incrustaciones de sarro amarillento a lo largo del
borde de la encía
• Dificultades a la hora de comer
• Encías inflamadas y sangrantes
• Excesivo mal aliento
• Cambio de hábitos al comer o masticar
• Si intenta rascarse la cara o la boca
• Salivación excesiva
• Dientes descoloridos, rotos, faltantes o partidos
• Encías enrojecidas, inflamadas, doloridas o
sangrantes 
• Bultos o tumores dentro de la boca

Si tiene alguna duda o pregunta sobre cómo mantener la salud dental de su perro, consulte a su médico Veterinario de confianza, para que su canino siempre tenga una sonrisa sana.